LA PAREJA

Se acabó el encanto...él me dejó

Pregunta:

Hola. Tengo 34 años y soy divorciada desde hace 4. Desde que me separé no había salido con nadie (no tenía tiempo porque mis hijos eran aún bebés y porque no había encontrado nadie especial). Resulta que en la empresa donde trabajo, labora un hombre que desde hace dos años llamó mi atención. Es guapo y muy preparado y a mí me resulta increíblemente atractivo. El pasado Enero lo conocí en una reunión y fue como un flechazo mutuo. El es 8 años mayor que yo, también divorciado y con dos hijos.

Desde ese día empezamos a salir juntos, me llevaba a buenos lugares, me hacía sentir como una reina y me demostraba no sólo que yo le encantaba sino que tenía interés por mi. En la tercera cita me besó al despedirse y desde ese momento me daba la mano y me abrazaba como si fuera su pareja aunque no había habido una declaración verbal. En dos o tres ocasiones él me propuso irme de viaje con él, a lo que yo respondía que quizás algún día. Necesitaba tiempo para saber qué es lo que yo quería, que era lo que podía dar y, sobre todo, ver que onda entre nosotros. Esto me hacía dudar mucho, pues me daba la impresión de que solo quería un acostón y yo no busco eso.

Deseo una relación estable y duradera. Platiqué esto con unos amigos y ambos estuvieron de acuerdo en que si sólo hubiera estado buscando un rollo al tercer intento hubiera desistido. Ya llevábamos 3 meses saliendo juntos y nunca había intentado propasarse. Al mismo tiempo, él me aseguraba que no estaba jugando, que realmente estaba interesado en mi, pero que no podía echarse otro compromiso encima porque mantenía la casa de su hijos y la de sus padres. Me propuso seguir juntos y dejar que el tiempo hablase por sí mismo. Como yo no tengo prisa y todo iba bien estuve de acuerdo.

Un día todas las circunstancias estuvieron a favor e hicimos el amor. Para mí fue el mejor día de mi vida y todo estuvo excelente. Sin embargo, las cosas cambiaron entre nosotros. A los dos días, se quejó de que yo no era muy sensual (aunque en realidad por lo que me dijo, lo que le molestaba es que yo no era muy cariñosa en público) y de que me preocupaba en exceso por mis hijos, lo cual es verdad. Otro día me reprochó el porqué las mujeres no se daban su lugar y me molestó y tuvimos un mal día.

Nuestra relación duró 2 meses más con momentos buenos y días extraños. El me hablaba de otras mujeres de su pasado y yo le pedí que ya no lo hiciera. Nunca le dije, pero realmente esta es la quinta relación importante en mi vida y la primera vez que sentí celos e inseguridad. Lo mandaron 3 semanas de viaje y al despedirse me dijo que no se explicaba por qué mi ex no había sabido valorar todo lo bueno que había en mi. Me llamó por teléfono casi diario y cuando regresó fue lo primero que hizo, pero por cuestiones de trabajo no nos pudimos ver hasta pasados 4 días.

Desde luego yo me moría de ganas de verlo a solas y así se lo propuse, pero me dijo que ya me llamaría en la noche porque sus hijos iban a estar con el. Me llamó y me dijo que se quedaba con ellos porque no les había visto en 3 semanas. Yo entendí. Pero pasaron 4 días y el no llamaba, así que le llamé yo, fue cortés pero frío y me di cuenta que algo pasaba. Hace dos semanas que no sé de él, salvo que una conocida me dijo que salía con otra chica.

No puedo creer que se marche sin dar una explicación, pero tampoco puedo hablarle yo porque sería rogarle. Sé que en realidad no éramos nada, pero cómo es posible que exista gente que piense que nos comprometen más nuestras palabras que nuestros actos. Obviamente estoy enojada, pero también excesivamente triste. No entiendo nada y por lo mismo no sé qué hacer.

Lo único que me reprocho es no haberle dicho lo enamorada que estaba de él. No lo hice porque quería oírle decir a él: "Te quiero". Ayer lo vi de lejos y he de confesar que no he podido parar de llorar. Necesito ayuda. Gracias.

Respuesta:

- De entrada y por lo que leo en tu carta, percibo que eres una persona analítica, y bastante segura de lo que quieres, sobre todo porque tienes plena conciencia de que detrás de cualquier decisión que tomes, están tus hijos, una persona que no se arriesga y sobre todo que no pierde pisada tan fácilmente.

Bien por ti, partiendo de ahí esta excelente, que bueno que haya personas con ese sentido tan grande de la responsabilidad, pero creo que debes tener un poco de sencillez, me refiero a la simplicidad, disfrutar mas de la vida en relación al amor. Tu enfoque de no querer volver a equivocarte en base a tu experiencia y en esa constante búsqueda de estabilidad tal vez te hace perder involuntariamente un poco el carisma y suavidad que se tiene que tener para poder relacionarse con alguien, ¡El amor es el amor ! y así tengas 15 o 50 años enamorarse es cosa de magia, el decir te quiero o demostrar los sentimientos, no es malo ni es cosa de quinceañeras.

Tal vez en este caso, involuntariamente pusiste en segundo plano este aspecto, obviamente por supuesto siempre hay que guardar reservas, no entregarse a la primera de cambios. Sin embargo en una relación es importante abarcar todos los sentidos, tal vez ambos tenían expectativas diferentes en la relación sexual. La mayoría de los hombres basan muchas de sus decisiones en ello, claro que hay excepciones. Despertar a esa verdad te hará comprender la situación de forma más objetiva.

De ninguna manera se justifica su silencio repentino, su deshonestidad al no aclarar las cosas, y más aún si resulta verdadera la noticia de una tercera persona. De acuerdo a sus acciones se supone que debes interpretar el final de la relación, aunque suene muy trillado no te arrepientas de lo que hiciste o no, de nada sirve darle vueltas y vueltas al asunto, porque finalmente terminarás justificándolo y de una u otra forma generarás sentimientos de frustración en ti.

Es doloroso, pero la realidad es que la relación ha llegado a su fin, desafortunadamente no por mutuo acuerdo sino por decisión de una sola parte, pasa la página y ante todo, no te culpes, nadie tiene la culpa cuando el amor se muere.

Aunque a veces no logramos la respuesta amorosa que deseamos, la vida nos ofrece a cada instante la posibilidad de amar y ser amados.

Se acabó el encanto...él me dejó

Todo lo que buscas para Antes, Durante y Después de tu Boda. ¿Te quieres casar?. ¿Estás preparada/o para el matrimonio? Si te vas a casar te ofrecemos todo lo necesario para tu Boda-Casamiento-Matrimonio, En 20 Países. Salones, Fotógrafos, Catering, Vestidos de Novia, Caballero, Músicos, Luna de Miel, Invitaciones-Participaciones, Belleza, Wedding Planners, Regalos, Calzado y Complementos, Alquiler de Autos-Coches-Carros, Iglesias, Decoración, Flores...Si quieres saber más Click aquí

Se acabó el encanto...él me dejó

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro