INFANCIA » Educación

¿Cómo conseguir que tu hijo ordene su cuarto?

 

Para desesperadas que no encuentran la manera de que sus hijos pongan orden en su habitación he aquí un método eficaz para motivarlos.

Parece imposible, pero hay una manera de lograr que su cuarto esté recogido y tomen el hábito de dejar las cosas en su sitio. ¡Y es sencillo!

 

educacion-hijos
- La estrategia empieza por predicar con el ejemplo, es importante que tu casa tenga las cosas en su sitio, de esta forma ellos asimilarán el orden establecido y, ya sabes, los niños son como una esponja y copian aquello que ven.

 

- Seguramente estás harta de decirles a tus hijos que coloquen las cosas en su sitio, tienes todo el derecho a estar “quemada”, pero para conseguir tu objetivo hay que borrar de una misma ciertas actitudes.

En primer lugar, intenta apartar las posturas coercitivas y amenazantes, éstas sólo harán que tus intenciones se interpreten como una obligación, no como algo bueno para ellos, y de ninguna manera conseguirás que el orden se convierta en un hábito.

Tampoco funcionan las estrategias de “soborno” del tipo: “si lo haces, te compraré ése juguete que tanto te gusta”. En estos casos el niño aprende que debe hacer las cosas porque habrá un intercambio de favores, es decir, hará las cosas esperando obtener algo a cambio.

Descargar culpa en tu hijo es otro comportamiento que hay que apartar. No uses la táctica de: “¿no lo quieres hacer? muy bien, lo haré yo, ¡ya veo que no te importa que tu madre se canse!”. Esta es una manera de insuflar gran cantidad de culpa en tu hijo y eso puede convertirlo más adelante en un adulto de baja autoestima y con mucha inseguridad.

- Una vez desterradas las posturas negativas, puedes cambiarlas por actitudes en positivo. Prueba a cambiar tus órdenes de siempre: “haz esto...” o “recoge lo otro” por frases que muestren tu confianza en ellos: “sé que podrás dejarlo todo muy bien” o “ordénalo tan bien como sabes”.

- Con el paso anterior lograrás que pongan orden en lo que antes parecía un campo de concentración, es el momento de alabar sus logros. Deshazte en elogios y remarca el esfuerzo que han hecho. Cuando los padres aplauden los buenos resultados de los hijos, éstos se sienten amados y aumenta su autoestima. Los niños aprecian mucho el interés y la atención que reciben de los adultos, para ellos es como un premio y, si se repiten las alabanzas, consiguen seguridad en sí mismos.

De esta manera tú habrás conseguido que dejen las cosas en su sitio y ellos irán forjando su personalidad en un ambiente positivo.

- Si se siguen estos consejos, tus hijos pueden ir tomando el hábito de tener la habitación recogida, sin necesidad de írselo recordando. Ten en cuenta que al principio pueden mostrarse remolones, en este caso, préstate a ayudarles a poner orden. Otra técnica cuando se van por la tangente es reconocer la “dureza” de la tarea animándole: “sí, ya sé que es difícil, pero tú puedes hacerlo".

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro