SALUD » Actividad Física

Yoga en Verano. Equilibrando al corazón y al intestino delgado

Yoga en verano

El verano comienza el día 21 de junio con el solsticio de verano que es el día más largo del año. En este momento se inicia un nuevo ciclo en el que las horas diurnas comenzarán a reducirse de forma gradual hasta la llegada del solsticio de invierno. El verano representa la culminación de un ciclo de crecimiento y maduración de la naturaleza.

El fuego es el elemento que caracteriza al verano. El elemento fuego en equilibrio produce emociones de entusiasmo, vitalidad y alegría, por el contrario, si existe un defecto de fuego tendremos estados de tristeza y falta de vitalidad. El fuego proporciona la energía que rige al corazón y al  intestino delgado.

El corazón es uno de los órganos más activos durante esta estación; regula  la circulación de la sangre, lleva calor, oxígeno y nutrientes a todas las  células de nuestro cuerpo.

El intestino  delgado  es  un  órgano  de  gran  longitud  encargado  de la digestión  y absorción de los elementos nutritivos que pasan directamente al torrente sanguíneo.

 Yoga en Verano. Equilibrando al corazón y al  intestino delgado

En otro plano, el corazón está relacionado con la capacidad de entender y ver claramente e influye en nuestra estabilidad emocional.

Y el intestino delgado es responsable de la asimilación y absorción de ideas.

Meridiano del corazón:  Comienza en la axila, baja por el brazo recorriendo la cara interna y termina en el extremo de la uña del dedo meñique.

Meridiano del intestino delgado: Empieza en la uña del dedo meñique, recorre el dorso de la mano, sube por el brazo hasta el hombro y recorre la cara terminando delante de la oreja. Este meridiano gobierna también la zona de los codos, hombros y cuello.

Yoga en Verano. Equilibrando al corazón y al  intestino delgadoPara el correcto funcionamiento del corazón y del intestino delgado intervienen dos factores fundamentales: la dieta y el ejercicio.

Sabemos que los alimentos muy condimentados o ricos en especias y salazones son dañinos tanto para el corazón como para el intestino delgado. También es perjudicial un nivel alto de colesterol en la sangre; si una persona tiene débiles el corazón o el intestino delgado deberá reducir o eliminar de su dieta la carne roja, los huevos y los productos lácteos.

Los alimentos que favorecen el elemento fuego son el maíz, las coles de Bruselas, las cebolletas, los cebollinos, las lentejas rojas, los fresones, las fresas y las frambuesas. También son beneficiosos los alimentos ligeramente amargos como la rúccola o el diente de león que estimulan el funcionamiento del corazón y del intestino delgado.

La práctica de un ejercicio de forma regular refuerza y equilibra el elemento fuego.

Ejercicios para equilibrar los meridianos del corazón y del intestino delgado.

Postura del Símbolo del Yoga.   

Nos sentamos en la media postura del loto o en la postura del loto y entrelazamos las manos en la espalda. Estiramos completamente los brazos y flexionamos lentamente el tronco hacia delante, elevando también los brazos. Mantenemos un minuto aproximadamente.

Beneficios.

Eliminamos tensión neuromuscular entre los hombros y en la parte alta  de la espalda. Mejora el riego a todo el cuerpo, y favorece el funcionamiento de todos los órganos abdominales. Estiramos músculos de los brazos y hombros.

Yoga en Verano. Equilibrando al corazón y al  intestino delgado

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro