SALUD » General

Intoxicación en medios industriales: Disolventes orgánicos

Generalidades.

Los disolventes orgánicos comprenden un gran número de complejos con estructuras químicas diferentes, cuya característica común relacionada con su uso extenso en numerosos procesos industrialcs, es la capacidad de disolver y dispersar con facilidad grasas, aceites, ceras, pinturas, pigmentos, barnices, caucho y otros muchos materiales. Existen diferentes clases de disolventes orgánicos

Pueden provocar intoxicaciones agudas y crónicas. La primera cursa típicamente con:

  • Depresión del sistema nervioso con mareos, cefaleas, incoordinación, convulsiones y coma. En los casos más graves puede deprimirse el centro cardiorrespiratorio.
  • Irritación de piel y mucosas, con quemaduras, tos si ha penetrado por vía respiratoria, y náuseas y vómitos, si es la vía digestiva.
  • Si pasa líquido a vías aéreas inferiores puede aparecer neumonitis química, edema de pulmón y muerte.

La intoxicación crónica cursa con alteraciones del comportamiento, alteraciones psicomotrices, síndrome cerebral con atrofia cerebral y clínicamente con alteraciones intelectuales y emocionales o demencia senil. También podemos encontrar impotencia, irritación de vías respiratorias, ciertos tipos de glomerulonefritis, eritemas y ezcemas.

Intoxicaciones especificas.

1. Hidrocarburos alifáticos.

Los hidrocarburos alifáticos son, en su mayor parte, derivados del petróleo por destilación.

Se agrupan en dos apartados:

  • Gaseosos (metano, etano, propano, butano). Su única toxicidad deriva de producir un descenso de la presión de 02 en la atmósfera. Son, por tanto, axfisiantes simples.
  • Líquidos (n-hexano, metil n-butil-cetona). Pueden ejercer efectos sistémicos como neumonitis química, depresión del sistema nervioso central, polineuropatías y efectos irritantes sobre la piel.

2. Hidrocarburos alicíclicos.

Son hidrocarburos cíclicos

Sus efectos tóxicos son parecidos a los de sus homólogos lineales, hidrocarburos alifáticos, aunque tienen efectos narcóticos más pronunciados. El efecto sobre piel y mucosas es similar.

3. Hidrocarburos halogenados.

Los compuestos de este grupo proceden de la sustitución de uno o más átomos de hidrógeno de un hidrocarburo simple por halógenos, casi siempre cloro. Son muy buenos solventes, baratos y no inflamables.

Además de la toxicidad general de los solventes, los hidrocarburos halogenados producen también hepatonefrotoxicidad, causada fundamentalmente por la molécula de cloro que tienen en su composición.

4. Hidrocarburos aromáticos.

a. Benceno.

Es un Iíquido claro e incoloro, que hierve a 80ºC. Es muy volátil, siendo sus vapores más densos que el aire, depositándose en el suelo de los locales. Es poco soluble en agua, pero muy soluble en el resto de los solventes orgánicos. Los vapores del benzeno son muy inflamables.

1). Fuentes de intoxicación.

La principal es la derivada de su uso industrial. Se emplea como disolvente (pinturas, pegamentos, colas), desengrasado de piezas metálicas, limpieza en seco e industrias químicas de síntesis. La inhalación de sus vapores es la principal vía de absorción. La intoxicación también se puede producir de forma accidental por vía oral, en laboratorios químicos, biológicos e histológicos.

2). Clínica.

Su absorción se produce, fundamentalmente, por vía respiratoria, vía digestiva por accidente y vía cutánea por lavado de manos con benceno.

Intoxicación aguda. Aparece por exposición a altas concentraciones por confusión o accidente.

  • Intoxicación crónica. Constituye un riesgo incluso más importante que la intoxicación aguda, ya que puede ocurrir con niveles de exposición mucho menores y aparecer, de forma insidiosa, durante meses o años sin síntomas de advertencia, causando grave depresión de la médula ósea. De hecho el benceno es un potente agente mielotóxico que produce alteración de la médula ósea en función de distintos factores incluidos la dosis de exposición diaria, el tiempo de exposición y una predisposición individual.

5. Alcoholes y glicoles.

Entre los alcoholes tenemos el alcohol metílico o metanol y etílico o etanol (Capítulo 40). Entre los glicoles el etilenglicol y el dietilenglicol.

a. Alcohol metílico.

El metanol se utiliza como alcohol de quemar y para adulterar bebidas alcohólicas, lo que constituyen las fuentes de intoxicación.

b. Etilenglicol.

Es un Iíquido incoloro y viscoso, utilizado principalmente en Iíquidos anticongelantes e hidráulicos, así como en la fabricación de ésteres de glicol, resinas y otros derivados.

Clínicamente cursa con un estado de pseudoembriaguez, que aparece a los 30 minutos, sin fetor enólico, junto a vómitos, astenia, mialgias y cefalea, seguido de convulsiones y disminución de conciencia que puede llegar al coma.

6. Cetonas.

Entre las cetonas se encuentran la acetonas y derivados. Constituyen excelentes disolventes de aceites, grasas, acetato de celulosa, resinas epoxídicas, pigmentos, colorantes etc. También se utilizan en la fabricación de pinturas, lacas, piel artificial. En la limpieza de metales, tintas de secado rápido, barnices impermeables y quitapinturas.

La principal ruta de absorción es la inhalación de sus vapores.

7. Eteres y ésteres.

a. Eteres.

Entre los éteres hay que destacar el dióxido de dietileno, disulfuro de carbono, compuestos epoxídicos (óxido de etileno). Se trata de líquidos volátiles, utilizados en la industria química en la fabricación de varios compuestos. Algunos de los éteres halogenados son potentes carcinógenos. Todos los éteres poseen propiedades irritantes y narcóticas

b. Esteres.

Los ésteres, entre los que se encuentran el cloroacetato de etilo y el cloroformiato de etilo entre otros, producen efectos narcóticos sobre el sistema nerviosos central e irritación como efectos más comunes.

8. Aldehídos.

Los aldehídos son sustancias altamente reactivas utilizadas extensamente en toda la industria química.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro