SALUD » General

Hipotermia

Causas

Las causas que más frecuentemente desencadenan cuadros de hipotermia son: pernoctar a la intemperie, inmersión en agua fría por naufragio, extravío en la nieve o a grandes altitudes.
 ¿Qué se entiende como tal?

Se considera hipotermia cuando la temperatura central cae por debajo de 35 ºC y el individuo no es capaz de producir el calor suficiente para mantener la termoneutralidad.
Una exposición importante al frío activa los mecanismos ya descritos para producir calor : piloerección, escalofríos, vasoconstericción, hasta un punto en que dichos mecanismos protectores desaparecen. Si la temperatura central sigue bajando el paciente se vuelve poiquilotermo y su temperatura se iguala a la del Medio ambiente.
Una vez que la temperatura corporal ha caído por debajo de 30 ºC el SNC pierde totalmente la capacidad para regular la temperatura , aparece tendencia al sueño e incluso coma.
Cada sistema o aparato del organismo se afecta de forma particular. El metabolismo cerebral se reduce un 6 a 7% por cada grado centígrado de descenso. La autorregulación vasculo-cerebral permanece indemne hasta por debajo de los 25 ºC. La menor temperatura central que ha sufrido un superviviente neurológicamente indemne en una hipotermia accidental ha sido de 15,2 ºC.
Los efectos sobre el sistema cardiovascular suelen ser marcados. Después de una taquicardia inicial hay bradicardia progresiva. A 28 ºC la frecuencia cardíaca desciende a la mitad de la normal, deprimiéndose progresivamente la tensión arterial.
 ¿Qué hacer?

Ante una hipotermia

    * Se colocará al paciente en una zona cálida y protegida.
    * Se quitarán las ropas húmedas y se cubrirá con mantas.
    * En caso de depresión respiratoria se administrará oxígeno al 100% por mascarilla o ventilación con balón resucitador.
    * Se canalizará una vena periférica, iniciándose la monitorización cardíaca.
    * En caso de no comprobarse la presencia de pulso se iniciará la Reanimación Cardio-Pulmonar.


Antes de comenzar las medidas terapéuticas debe tenerse en cuenta que el paciente hipotérmico se debe manipular con enorme suavidad, porque la manipulación o la estimulación mecánica excesiva antes de ser recalentado, pueden desencadenar, como hemos dicho, una fibrilación ventricular.
Las medidas de recalentamiento a aplicar pueden ser: calor externo activo o pasivo, o bien central activo, de acuerdo a la edad y estado general del paciente.

Recalentamiento externo pasivo.
En caso de paciente sano y joven, con mínima hipotermia o bien en ancianos con hipotermia mínima, se comenzará con recalentamiento externo pasivo colocando al individuo en un cuarto cálido y cubierto con mantas o material aislante para minimizar las pérdidas térmicas por evaporación, convección, y/o radiación y dejar que genere suficiente calor para recalentamiento espontáneo.

Recalentamiento externo activo.
El recalentamiento externo activo se hace por aplicación de una manta eléctrica, sábanas calentadas, un cojín calórico o una manta de hipertermia, botellones de agua caliente en el tórax o por inmersión del sujeto en agua entre 40,6 y 43,3 ºC en una tina.

Recalentamiento central activo.
El recalentamiento central activo sólo o en combinación con el activo externo, lleva al mínimo el riesgo de colapso. Consiste en la administración de líquidos endovenosos calentados, así como oxígeno humidificado y calentado por medio de mascarilla, sonda endotraqueal o un dispositivo de respiración a presión positiva intermitente.
En situación de paro cardiorrespiratorio se continuarán las medidas de reanimación cardiopulmonar durante horas si es necesario, hasta que reaparezcan las funciones vitales. El médico no declarará muerto al paciente salvo que no haya latidos ni respiración después de recalentarlo por encima de 32 ºC.
 

Problemas

Neumonitis.
Es la principal complicación. Deberán realizarse frecuentemente auscultación respiratoria, control de temperatura para descartar fiebre, esputo purulento u otros signos de infección. En ocasiones pueden administrarse antibióticos profilácticos.

Tromboembolia.
A consecuencia de la hiperviscosidad sanguínea. Se controlarán signos de tromboflebitis en miembros inferiores así como dolor torácico y disnea que sugieran tromboembolismo pulmonar.

Insuficiencia renal aguda.
Se origina a partir de destrucción muscular.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro