CONSEJOS PARA TU BELLEZA » Cuidados de Belleza » Cuidados de Belleza para tu Piel

Fangoterapia: la naturaleza sobre la piel

No sólo es necesario conocer las bondades y aptitudes de los fangos termales, sino también tener en cuenta las distintas necesidades de cada biotipo cutáneo.

El fango termal se origina en las capas poco profundas de la tierra, el barro se halla en combinación con aguas provenientes de fértiles fuentes termales.

Básicamente el fango está constituido por los minerales existentes en la tierra y el agua (hierro, magnesio, manganeso, azufre, zinc, fósforo y cobre) oligoelementos y minerales geológicos (silcatos, feldespatos, cuarzo, mica, etc.) que a través de los siglos, y por restos fósiles de animales y plantas que son arrastrados a la superficie por las aguas profundas, le dan conformación.

Al evaporar el agua, el fango queda libre de contaminación, ya que las bacterias se desarrollan fácilmente en la humedad, logrando con esto conservar intacta su riqueza, volviéndose más activo, concentrado, maximizando todas sus aptitudes curativas. Es decir, con este proceso de deshidratación se garantiza la pureza y el equilibrio de la composición, por no contener ningún aditivo conservante, ni similares.

Propiedades

Entre las propiedades terapéuticas dermo-cosméticas del fango termal, destacan:

Su acción desinflamatoria, calmante y su gran poder de absorción.

Actúa como estimulante de la formación cutánea, depurando la piel y favoreciendo la perdida del ácido úrico.

Favorece la reproducción celular.

Químicamente, posee sales minerales y oligoelementos que el organismo necesita.

Estimula la circulación.

Produce una hiperactivación orgánica.

Realiza un profundo pulido de la piel.

Actúa eliminando el exceso de grasa cutánea.

Cómo actúa

Su función está dada principalmente por la absorción de minerales y oligoelementos que a nivel celular aseguran el desarrollo optimo de los procesos biológicos, relacionado con la salud, la belleza y el equilibrio general del ser humano. Al ser un proceso natural activo y cuya fórmula está balanceada por la naturaleza en sí misma, posee asombrosas y verdaderas propiedades.

Entre ellas se pueden contar:

Descongestivo.

Regenerativo.

Depurador.

Aclarante.

Desintoxicante.

Antiséptico.

Tonificante.

Hidratante.

Función de los activadores

Los activadores son soluciones líquidas que se agregan al fango para potenciar sus efectos naturales. Existen varios, pero básicamente son cuatro.

Activador humectante y tonificante: contiene aceite de rosas, propilenglicol, glicerina y extracto de hamamelis y tiene como finalidad tonificar, suavizar y humectar las pieles descuidadas.

Activador aclarante de máculas: esta solución posee peróxido de hidrógeno, ácido glicólico y aceite de rosas, la cual reduce los signos de envejecimiento. Es aclarante (erradica manchas causadas por el sol, la vejez, etc.) y exfoliante natural (descama las células muertas).

Activador antiseborreico y depurativo: compuesto por extracto de malva, alcanfor, ácido bórico y aceite de rosas, con la tarea purificante, desintoxicante y antiseborreico, es decir limpiar la piel de impurezas, grasas y demás particularidades propias de cada persona.

Activador descongestivo y sedante: formado esencialmente por diferentes extractos (manzanilla, borraja, nogal y encina) más el agregado del aceite de eucalipto, que llevan a cabo la función de refrescar, descongestionar y sedar, o sea relajar, y bajar la temperatura de la piel originado por factores climáticos o por tensiones nerviosas.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro