CONSEJOS PARA TU BELLEZA » Cuidados de Belleza » Cuidados de Belleza para tu Piel

Más joven sin cirugías

Si quieres aparentar diez años menos sin pasar por el bisturí, nada mejor que recurrir a los peelings caseros. Eliminan y atenúan las líneas de expresión sin dejar rastros.

Te preguntarás qué es el peeling, tan citado actualmente. Así se llama el pulido que según su intensidad mejora notablemente el aspecto de la piel. Consiste básicamente en producir la caída de las capas más superficiales de la piel, con el fin de acelerar y facilitar el recambio celular y mantener con ello la vitalidad del tejido.

Las exfoliaciones químicas superficiales están destinadas a mejorar la textura de la piel, disminuir la secreción sebácea, eliminar las impurezas cutáneas y las manchas. También se pueden realizar peeling mecánicos, que no son tan profundos como los anteriores, pero ayudan muchísimo a evitar que la piel aparezca rejuvenecida y mucho más fresca.

Antes de poner en práctica estas efectivas recetas de belleza recuerda dos puntos claves para no fallar ni castigar tu piel: el primero es que durante diez días como mínimo y en especial si tu epidermis es sensible, no debes tomar sol. Además, si lo repites cada semana por ejemplo, necesitas humectar diariamente tu cutis o la zona del cuerpo tratada con una crema humectante, en lo posible hipoalergénica, ya que es normal que se presente algún tipo de descamación o irritación cutánea.

Tratamientos que revitalizan:

La piel del rostro se puede rejuvenecer con estos preparados caseros:

Peeling suavizante: mezclar 1 cucharadita de microgránulos homogéneos con 1 cucharadita de crema (cualquiera que tengas en casa); masajear el rostro durante 3 minutos y retirar con agua.

Con ácido glicólico: de los ácidos es el que contiene la molécula más pequeña. Mejora las arrugas finas y disminuye las manchas. Se puede incorporar a cremas diarias hasta un 10 por ciento.

Otra sustancia que da buenos resultados es el ácido retinoico o vitamina A ácida. Si bien actúa en mayor profundidad, puede provocar enrojecimiento localizado e irritación. Se coloca siempre de noche sobre el cutis muy limpio (no en el área ocular) y se suspende uno o dos días si la piel arde.

Semillas de amapola: Para el rostro, mezcla 1 cucharada sopera con 1 cuchara de crema o aceite de oliva. Masajea con suavidad durante 5 minutos. Enjuaga con agua tibia.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro