DIVORCIO-SEPARACIONES-NULIDAD » Divorcios Puerto Rico

Cuentas al divorciarse

Ojo con las deudas compartidas por que éstas no cambian automáticamente si se rompe tu matrimonio.

Por Etel Rey / Especial El Nuevo Día

Entrar en un proceso de divorcio no es nada fácil. Y soltar el volante sin mantener el control de este fenómeno lo puede hacer más difícil. Si estás considerando la separación o estás en ella, no te olvides de cómo quedan tus cuentas vigentes y tu informe de crédito una vez finalizado el proceso.

Muy cierto, la división económica que conlleva un divorcio ofrece un cambio drástico a la composición financiera del matrimonio. Es por eso que siempre resalto la importancia de contratar a un profesional dedicado a este tipo de caso, que sepa como dividir los bienes gananciales sin interrumpir el estado actual de las finanzas matrimoniales.

Muchas personas creen que una vez dado el fallo del divorcio las cuentas compartidas cambian automáticamente. El dictamen del divorcio no afecta el contrato que firmaste con el prestamista durante tu matrimonio si las cuentas son de forma conjunta.

Frecuentemente se mezclan ambos términos, y se piensa que el divorcio y la división de bienes están relacionados. Pocos conocen que son acciones judiciales distintas, que sólo en ocasiones se combinan. El divorcio solamente divide el lazo matrimonial. Las disposiciones de bienes y deudas permanecen aún después del divorcio.

No asumas que todas las cuentas que se abrieron en conjunto se cerrarán automáticamente por haberte divorciado y que ya te liberas de la responsabilidad.

No entiendo si la autora se refería a las cuentas bancarias o las deudas. El divorcio puede disponer el cómo se han de dividir ambas, y aunque estas disposiciones no sean vinculantes para el acreedor de la pareja (a quienes se les debe dinero), son vinculantes entre los cónyuges divorciantes. Por ejemplo, Banco X puede prestarle dinero a ambos cónyuges. Luego de divorciarse, ambos cónyuges siguen debiéndole dinero al Banco, pero si se dispone que Cónyuge A asumirá TODAS las deudas, entonces Cónyuge B puede obligar a Cónyuge A a pagar todo y liberarlo frente a Banco X.

Claro que uno de ambos, tú o tu ex, puede decidir tomar completa responsabilidad de las deudas. Pero es solamente el prestamista el que puede cambiar el contrato.

Precisamente, el acuerdo de divorcio, o las diposiciones del Tribunal podrían alterar la relación económica entre los prestamistas y ambos cónyuges.

Según la Federal Trade Commission(FTC), por ley el prestamista no puedecerrar una cuenta por un cambio de estado marital. No puede cambiar una cuenta conjunta a una cuenta individual porque ya estás divorciada.

Aunque si bien es cierto que el FTC rige en Puerto Rico, la ley aplicable en estos casos no es precisamente esa, sino el vínculo contractual entre el banco o entidad que posee la cuenta, y los cónyuges. Nuestro código civil, junto a las leyes aplicables estatales y federales rigen las determinaciones entre las partes al momento de abrir y cerrar cuentas. No porque el FTC lo dijo, ha de ser cierto única y exclusivamente.

Pero, sí puede hacerlo sicualesquiera de los dos lo pide. Lo que va a requerir es que resolicites el crédito en forma individual. Basado en tu historial es que ellos determinarán si te dan el préstamo o no.

Esto sólo aplica luego de instada la demanda de divorcio. Hasta tanto, cualquier deuda asumida por cualquiera de los cónyuges, a menos que éste intente defraudar al otro, se considera ganancial.

Por ejemplo, si ambos tienen una hipoteca y quieres que el préstamo esté a tu nombre, es muy posible que el prestamista requiera que refinancies o solicites un nuevo préstamo para poder quitar el nombre de tu esposo. Lo mismo pasa en el informe de crédito. Si existen cuentas a nombre de ambos, así aparecerán en el informe.

De nuevo, hago hincapié en la importancia de planificar una división de bienes gananciales con calma y precisión. Una vida económica juntos no ha de tomarse a la ligera, y requiere muchísimo cuidado al dividirse. Sería el equivalente de pasar toda una vida construyendo un castillo para que se derrumbe por remodelarlo por dentro. Con cuidado, planificación y organizadamente se puede remodelar completamente una vida juntos para vivir bien una vida separados.

No dejes de darle importancia a los préstamos y las cuentas conjuntas. Atácalo desde el comienzo. Si no lo haces, podrían llegar a ser un dolor de cabeza en el futuro.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro