SALUD » Alergias

600.000 españoles son alérgicos a las picaduras de avispas

Cerca de 60.000 españoles sufren reacciones alérgicas por picaduras de abejas y avispas, y se estima que entre un 10 y un 20% de pacientes mueren cada año por esta caso. Estas picaduras pueden producir desde síntomas leves como prurito, urticaria e hinchazón, a episodios más graves, como mareo, vértigo, náuseas, debilidad, hipotensión, broncoespasmo, vómitos e inconsciencia, e incluso, ocasionar la muerte por un shock anafiláctico.

Ante una picadura que haya desencadenado una reacción intensa a grave es indispensable acudir a un especialista en alergia, puesto que es muy probable que una segunda picadura produzca una reacción alérgica más grave. En general, se debe acudir al alergólogo si la lesión abarca más de 10 cm, y dura más de 48 horas.


Para realizar el correcto diagnóstica de una picadura, el alergólogo realiza al paciente un cuestionario para calibrar la gravedad de la reacción sufrida y, si se sospecha de alergia al insecto, se somete al paciente a otras pruebas diagnósticas, como un test cutáneo o un análisis de sangre.

Veneno contra las avispas

Para combatir la alergia a las picaduras de avispas el único tratamiento eficaz es la inmunoterapia. Consiste en inyectar al paciente cantidades mínimas del veneno del insecto que ocasiona la alergia. De este modo el organismo se acostumbra progresivamente a los componentes del mismo.

Para poder realizar este tratamiento los hospitales deben identificar y capturar correctamente a los insectos que se emplearán en esta prueba clínica. Según la alergóloga Carmen Moreno, del Hospital Reina Sofía de Córdoba, “el proceso de captura es complejo debido a que hay que manipularlos cautelosamente para que permanezcan vivos durante el traslado en el hospital”.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro