3º EDAD-MAYORES » Enfermedades » Alzheimer

¿La agresividad o la suspicacia en una persona mayor son indicativas de la enfermedad de Alzheimer?

No necesariamente, pero es una posibilidad que habría que tener en cuenta.

En general, se piensa que este tipo de conductas, muy comunes en las personas mayores, y que podríamos denominar como antisociales, responden más bien a un fallo en el aprendizaje social, esto es, en cómo manejar y expresar las propias emociones a los demás.

En ese sentido, pueden ser un mecanismo descompensado bajo el que subyacen sentimientos de inferioridad, de baja autoestima o incluso el desarrollo incipiente de una enfermedad como el Alzheimer, que hace al sujeto sentir una discapacidad que no puede reconocer ni expresar fácilmente. En ese sentido, es cierto que la persona está tratando de llamar la atención y pedir ayuda.

Lo importante aquí sería considerar esta actitud como un signo de alarma para investigar su origen y, al mismo tiempo, valorar si esa mera actitud, aunque no tuviese ninguna otra patología de base, está causando un daño a la persona o a sus seres queridos.

En ese caso, sería conveniente no sobrestimar las propias fuerzas, que pueden llegar a agotarse precisamente cuando más falta hagan, y recurrir a una ayuda profesional.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro