3º EDAD-MAYORES » General

¿Solteros y divorciados en la 3º Edad?

La soltería en la 3º Edad
Normalmente, las personas que nunca se han llegado a casar piensan en cómo se habría desarrollado su vida en el caso de haberlo hecho, pero en general están satisfechos de la independencia que han conseguido (siempre y cuando esta soltería fuese elegida y no impuesta por las circunstancias).

Acostumbrados a este modelo de vida, han desarrollado vínculos sociales alternativos y han aprendido a desarrollar actividades que les liberen de la apatía.

Muchas de las personas solteras de edad avanzada son homosexuales que han desarrollado un amplio circuito de relaciones sociales.

Las mujeres que permanecen solteras suelen tener un contacto muy próximo con la familia; pueden dedicarse al cuidado de los padres, de un hermano o de los sobrinos.

Esto contribuye a que no sientan tanto (incluso nada) la soledad. Incluso algún estudio concluye que la soledad es más común entre las mujeres casadas que entre las solteras.

El divorcio en la 3º Edad
En el caso del divorcio, aunque es poco frecuente a esta edad, los resultados son muy diferentes. Una ruptura en esta etapa de la vida rompe todo el estilo de vida, las costumbres y la confianza que uno tenía en sí mismo.

La pérdida de identidad es muy brusca en el caso de las mujeres divorciadas, sobre todo si es el resultado de la aparición de una tercera persona.

Si la mujer que lo sufre ha llevado una vida llena de dificultades, le es más fácil el afrontarlo debido a que su autoestima puede sostenerse en el placer de haber sacado a sus hijos adelante y haber desarrollado un buen papel como cuidadora o en su profesión.

Tienen además la ventaja de que sus relaciones sociales son más amplias en esta época que en el caso de que hubiesen enviudado en su juventud, debido a que su círculo de conocidos también van perdiendo a sus parejas (mayoritariamente al quedarse viudos/as).

Como las mujeres han sido acostumbradas a desarrollarar papeles de cuidadoras, el contacto con la familia suele ser más frecuente que en el caso de los varones, que se muestran más solitarios y, en consecuencia, tienden a desarrollar más problemas psicológicos y también fisiológicos (se prestan y les prestan menos atención).

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro