DIETÉTICA Y NUTRICIÓN » Salud

Los mitos del huevo

El huevo es un alimento que por su versatilidad y facilidad de preparación se integra fácilmente en la dieta de la gran mayoría de las familias. Se sirve en desayunos en combinación con salsas, verduras y embutidos; en la comida en las de papa , chiles rellenos etc.

Su bajo costo con respecto a otras fuentes de proteína de origen animal y el ser un alimento también rico vitamina A para la vista, vitamina D para los huesos, hierro para la sangre, fósforo para los huesos y músculos, calcio para los huesos, y vitaminas del complejo B, lo hace ser un alimento esencial para una buena nutrición, principalmente en niños en crecimiento, ancianos y familias de bajos recursos.

Lo recomendaciones de la restricción del huevo en estos grupos en especial son inexplicables, por ejemplo los niños en crecimiento necesitan proteína de alta calidad que contribuya en el crecimiento y desarrollo, en los ancianos es necesario para cubrir las necesidades de nutrimentos para conservar su salud y por se fáciles de cocinar, fáciles de masticar, fáciles de digerir fáciles conseguir, se integra perfectamente bien en la dieta del anciano.

Frecuentemente se habla que el huevo es un alimento malo para la salud por su contenido de colesterol, y es aquí donde cabe mencionar que la mala alimentación va en función del conjunto de alimentos que se consumen diariamente y no en función de un solo alimento.

Para el control de las enfermedades cardiovasculares se habla principalmente de restricciones de colesterol en la dieta diaria, sin embargo estudios científicos han demostrado un impacto nulo en la reducción en los niveles de colesterol en sangre. Esto nos habla de que la restricción de alimentos ricos en colesterol como el huevo no tienen bases científicas sólidas, sin embargo todas esas recomendaciones solo han logrado satanizar al huevo a pesar de ser un excelente alimento.

Los riesgos para enfermedades cardiovasculares son múltiples y no se puede achacar al consumo de un alimento tan noble como el huevo. El fumar, el tener elevada la presión arterial, niveles elevados de colesterol en sangre, dieta hipercalórica baja en fibra, obesidad e historia familiar de enfermedades cardiovasculares, son los problemas a enfrentar para disminuir el riesgo a enfermedades cardivasculares.

Las recomendación para mantener o mejorar nuestra salud debe iniciar por una alimentación equilibrada y variada que integre todos los grupos de alimentos en la cantidad necesaria para cada persona: Cereales que aportan energía y fibra (6 a 10 raciones): tortilla, pan, arroz, avena; leguminosas y productos de origen animal que aportan proteínas, vitaminas y minerales (3 a 4 raciones): frijoles, lentejas, huevo, queso, leche, pescado, carnes; frutas y verduras que aportan vitaminas, minerales y fibra (3 a 5 raciones); y en pequeñas cantidades de azúcares y grasas para cocinar.

Continuar con el control de peso a través de una dieta equilibrada y variada, disminuir el consumo de cigarrillos y de ser posible evitarlos por completo, la presión arterial disminuirá y se controlara notablemente con el ejercicio y la buena alimentación.

El huevo contribuye en la dieta con proteína de alta calidad, con 13 vitaminas y minerales, manteniendo una etiqueta de baja en calorías y bajo precio (Nutriólogos, Asociación Civil).

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro