DIETÉTICA Y NUTRICIÓN » Diabéticos

Cómo cuidarse cuando está enfermo

Cómo cuidarse cuando está enfermo
Es probable que el nivel de azúcar le suba cuando se enferme, por ejemplo, cuando tiene una gripe o infección. Tiene que tomar cuidados especiales en esos momentos.

Medicamentos
Aunque no pueda comer, no deje de tomar las pastillas para la diabetes ni de inyectarse la insulina. Es posible que los profesionales le digan que se inyecte más insulina cuando esté enfermo. Debe siempre medir el nivel de azúcar.

Alimentos
Es importante tratar de comer siempre la misma cantidad de alimentos. Si es posible, mantenga la dieta normal. Si no puede, debe tomar suficientes alimentos suaves o líquidos. Un intercambio o substitución de alimentos significa que puede tomar una porción exacta de un tipo de alimento por otro tipo de alimento.

Tome líquidos
Es importante beber más líquidos que de costumbre cuando está enfermo, un mínimo de 1/2 a 3/4 de taza (4 a 6 onzas ó 120 a 180 gramos) cada media hora o cada hora, aunque tenga que tomar pequeños sorbos. No debe tomar líquidos con muchas calorías, pero puede tomar agua, refrescos o gaseosas sin azúcar y té sin azúcar.

Examínese

■ Hágase la prueba de azúcar (glucosa) en la sangre por lo menos una vez cada cuatro horas. Si el nivel de glucosa es de 240 mg/dl o más, hágase enseguida el análisis de orina para detectar la presencia de cetonas o cuerpos cetónicos. Las cetonas son sustancias químicas que produce el organismo cuando le falta insulina y utiliza la grasa del cuerpo como fuente de energía. La degradación de esta grasa produce cetonas. Es fácil medir las cetonas en la orina. Compre las tiras reactivas para cetonas en cualquier farmacia. Las instrucciones en la caja le explicarán cómo usar correctamente las tiras reactivas para cetonas.

■ Debe pesarse todos los días, pues perder peso involuntariamente es señal de un nivel alto de azúcar en la sangre.

■ Debe tomarse la temperatura dos veces al día, en la mañana y en la noche. La fiebre puede ser signo de infección.

■ Fíjese en la respiración cada 4 a 6 horas y pregúntese qué tan alerta se siente. Posibles signos de peligro son la dificultad para respirar, mucho sueño o no poder pensar con claridad.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro