GLOSARIO

Retención aguda de vejiga. ¿Qué es y cuáles son los síntomas?

Retención aguda de vejiga. Alteración caracterizada por la incapacidad para evacuar la vejiga, debido a un obstáculo en la zona de salida o a la disminución de la capacidad de contracción del músculo.

Localización anatómica: Vejiga.

Síntomas: Malestar, dolor intenso, inflamación de la zona, inquietud y ansiedad. En caso de obstáculo, el chorro será más fino de lo habitual en un comienzo y poco a poco la cantidad a evacuar irá disminuyendo.

Pronóstico (gravedad): Con el tratamiento adecuado la respuesta es favorable.

Causas: Problemas de contracción del músculo vesical, generalmente asociados a lesiones. Los obstáculos pueden ser vesicales -cálculos o tumores-, cérvicoprostáticos -prostatitis o problemas de cuello vesical-, uretrales -divertículos o papilomas- o prepuciales -fimosis congénita o adquirida-.

Factores de predisposición: Intervenciones recientes en la zona abdominal o perinal, traumatismos y paraplejia -parálisis de las dos mitades simétricas del cuerpo-.

Posibles complicaciones: Procesos infecciosos y cronicidad.

Tratamiento: Depende de las causas. En los casos de hipertrofia muscular se recurre al cateterismo vesical, colocándose posteriormente una sonda. En el caso de obstáculos, como el cálculo renal, éstos deberán ser extraídos. Si el origen de la retención es una fimosis cerrada debe realizarse una intervención sencilla para solucionar el problema.

Prevención: Ante los primeros síntomas hay que acudir a un especialista. En el post-operatorio de determinadas intervenciones el miedo al dolor que se siente al orinar puede favorecer problemas de retención, por lo que conviene que el enfermo lo tenga en cuenta para que no se inhiba.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro