GLOSARIO

Neumotórax espontáneo. ¿Qué es y cuáles son los síntomas?

Neumotórax espontáneo. Afección que se caracteriza en el adulto por la presencia de aire en la cavidad pleural –fina membrana que recubre el pulmón– que origina la retracción parcial o total del pulmón correspondiente.

Localización anatómica: Región torácica.

Síntomas: Dolor intenso, tos irritante y disnea –dificultad para respirar–, menor movilidad torácica y aumento del sonido al respirar.

Pronóstico (gravedad): Depende de que la perforación cierre o no, o cree un mecanismo valvular, lo que tendría consecuencias más graves. En niños pequeños los riesgos son más altos.

Causas: Irregularidades anatómicas del pulmón debido a accidentes o factores genéticos, o lesiones –idiopático–. También puede aparecer asociado a enfermedades de bronquios y pulmones o tuberculosis.

Factores de predisposición: En el caso del idiopático, la ruptura del pulmón se debe a problemas anatómicos, como la existencia de ampollas llenas de aire, cuya ruptura causaría el neumotórax espontáneo. En los otros casos aparecen ligados al origen de las enfermedades causantes.

Posibles complicaciones: Infección de la cavidad pleural. Los mayores riesgos se dan en el neumotórax valvular o hipertensivo, que permite la entrada de aire en la cavidad pleural pero no la salida, pudiendo ser por sí mismo causa de muerte.

Tratamiento: Si es un caso leve, debe esperarse el cierre de la comunicación broncopleural para que se produzca la reexpansión pulmonar. En otros casos es precisa la intervención, que consiste en la colocación de un catéter para drenar la cavidad pleural.

Prevención: No realizar ejercicios físicos violentos sin el necesario entrenamiento previo y evitar esfuerzos excesivos que aumenten la presión intraalveolar.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro