GLOSARIO

Mal de las vacas locas. ¿Qué es y cuáles son los síntomas?

Mal de las vacas locas o encefalopatía espongiforme bovina, que da lugar en el hombre a la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob.
Enfermedad degenerativa del sistema nervioso central, que afecta al cerebro, debido a la alteración de las moléculas de las proteínas -priones-, lo que origina la destrucción de las neuronas. La enfermedad producida en el hombre es la de Creutzfeldt-Jakob que, no obstante, tiene otras variantes que no se deben al mal de las vacas locas.

Localización anatómica: Cerebro.

Síntomas: Cambios de personalidad, alteraciones de coordinación muscular, depresión, insomnio y contracciones musculares.

Pronóstico (gravedad): Proceso irreversible que produce la muerte del paciente.

Causas: El origen se halla en una variante de la encefalopatía espongiforme que afecta a las ovejas. Al elaborar piensos destinados a ser consumidos por el ganado vacuno e incluir restos de animales afectados por esta enfermedad se origina la infección de las vacas y las transmisión al hombre mediante el consumo de carne infectada.

Factores de predisposición: Puede afectar a cualquier persona que consuma carne infectada. La enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, por su parte, puede tener además un origen hereditario, esporádico o adquirido, si bien los casos que afectan a personas jóvenes provienen de la encefalopatía espongiforme bovina.

Posibles complicaciones: Demencia profunda, inmovilidad, coma y muerte del paciente.

Tratamiento: No se ha descubierto un tratamiento eficaz para erradicar el mal, por lo que es incurable.

Prevención: No es necesario prescindir del consumo de carne de vaca, siempre que las autoridades sanitarias establezcan los mecanismos de control adecuados para evitar la propagación de la enfermedad. No obstante, no se debe consumir ningún producto de mataderos no controlados.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro