Navegacion

Aviso Legal y denegación de responsabilidad

El amor: ¿Cómo enamorar a un hombre o a una mujer?

Cómo enamorar al hombre de tus sueños

Lo primero que debes tener en cuenta, antes de empezar a leer este "manual para ligar", es que ya seas chico o chica, lo fundamental para conquistar a una persona es que seas natural. Si sobreactúas, tarde o temprano se darán cuenta y será peor "el remedio que la enfermedad". Una vez aportado este pilar básico de todo decálogo amoroso, si lo que quieres es que ese chico estupendo caiga rendido a tus pies, no tienes más que seguir las indicaciones que te damos. Con eso y un poco de la propia chispa que tú aportes..conseguir el amor de tu chico ideal es "como coser y cantar".

1.- Seguridad. No hay nada que le guste más a los hombres que las mujeres que van por la vida con seguridad, pisando fuerte. Decidida, fuerte, capaz de tomar decisiones...No te decimos que hagas de Mata-Hari tu modelo a seguir, pero sí te aconsejamos que demuestres a tu chico ideal que puedes vivir sin él. Los chicos parece que detectan cuando una mujer va a por todas y les encanta ponerse como reto el conquistar su corazón.

2.- Feminidad. Eres una chica y por lo tanto debes comportarte como tal. Está muy bien que te guste hablar de fútbol, la ropa deportiva y decir tacos como un camionero, pero si haces eso lo único que conseguirás es que sólo te vean como a una amiga, una coleguita con la que tomarse unas cañas. Si quieres conquistarle muestra tu lado más femenino.



3.- Vestuario. Sexy pero nunca demasiado atrevido porque lo asustarías. Un escote adecuado, una falda con una raja estratégicamente ubicada..pero nunca un vestido completamente transparente, porque si hay algo que les encanta a los hombres es imaginarse qué habrá debajo de esa ropa tan sugerente que llevas...Siempre es mejor insinuar que mostrar. Además aunque les gusta que te vistas sexy y provocativa, si vas así por la calle y te miran el resto de los hombres, se pondrán negros.

4.- Elogios. Es de sobra conocida la característica masculina de desear que su chica les diga lo estupendo y maravilloso que es en todos los aspectos y que como él no va a encontrar ninguno. Aunque piensen que puede ser mentira les gusta tanto que les engorden el ego, que les da lo mismo. Si te abre una lata coméntale lo fuerte que es, si se arregla dile que es el más guapo y si te pregunta, siempre es el mejor en todo. Aunque tu sepas que es mentira, dejalé, el pobrecito es feliz así...

5.- Aspecto físico. No siempre quieren que seamos top models, delgadas, altas, maravillosas...existen gustos de todo tipo. En lo que todos coinciden es en que odian a las chicas muy maquilladas, demasiado enjoyadas o que se han perfumado en exceso. Cierto es que luego las que les ponen a cien son las que más pintadas van, pero en su chica ideal buscan que se arregle pero que no se note. Hay que entender que no debe ser muy agradable comer pintalabios, o acabar el día con más pintura en la camisa que en un cuadro de Van Gogh...

6.- Comprensión. Si te cuentan sus problemas en el trabajo, esperan que les comprendas y les des cariño a raudales. Si sabes escuchar lo que te cuente, lo tendrás en el bote en menos de lo que piensas. Si te parece un rollo lo que te dice, pon cara de Póker y dile lo estupendo ápara escuchar tus piropos.

7.- Detalles. Si crees que sólo a tí te gustan los detalles, te equivocas. Ese raro especimen llamado hombre también aprecia las muestras de amor. Eso sí, le gustan cosas sorprendentes porque las cursiladas pasteleras le espantan. Un regalito debajo de su almohada, una llamada divertida, un conjunto sexy...así le volverás loco.

8.- Sensibilidad. Si lloras en el cine y él te puede prestar sus Kleenex o en su defecto la manga de su camisa, si te encantan los animalitos y los niños, él se senitirá muy conmovido. Si te agarras a él en una peli de miedo él se sentirá protector y fuerte, y le encantará saber que le necesitas. Eso sí, él o se asustará.

9.- Iniciativa. Cuando se te ocurra cualquier plan, por atrevido que sea, no dudes en proponérselo...no siempre tiene que ser él quien tome la iniciativa.Y así en todo. Si te gusta un chico y él no se decide, hazlo tú, con sutileza. Y si quieres seducirle emplea a el lenguaje corporal para expresarle lo que quieres. Si das con uno medianamente listo, enseguida lo entenderá e irá directamente a por tí.

10.- Mesura. Te encanta hablar, pero si te pasas pensará que eres una cotorra. Te gustaría saber todo de sus ex-novias pero si le sometes a un interrogatorio se sentirá acosado y huirá. Por eso el mejor consejo, sobre todo al principio, es tener mesura y poner cierto misterio en la relación. Luego, cuando le tengas en el bote, cualquier cosa que hagas le parecerá divina, porque si sigues nuestros consejos, simplemente TE ADORARÁ.

Cómo enamorar a la mujer de tus sueños

Antes de empezar cualquier catálogo de consejos para que conquistes a la mujer de tu vida, conviene dejar claro que la mejor recomendación que existe es que seas tú mismo. La naturalidad es la cualidad que más debes desarrollar para que tengas éxito en estas lides, por lo que, en realidad, cualquier accesorio más es completamente inútil. Pero no te preocupes, si lo que tú quieres es un decálogo de consejos para que esa chica tan especial caiga a tus pies, sigue leyendo. Poniéndolo en práctica, no dudes que la tendrás en el bote mucho antes de lo que te imaginas.

1.- Limpieza. Lávate, pero, de verdad, no te eches colonia y ya. No. Hay que lavarse en condiciones, para que huelas a limpio y el amor de tu vida no salga espantado por el canto de tus alerones. Hay que dejar claro un asunto: lavarse no es quitarse lo sucio. El toque de colonia, una vez limpito, se vuelve opcional. Toque, repito, no baños ni vahos de after-shave: la repulsión puede darse tanto por exceso como por defecto. Limpio, pero no empalagoso.

2.- Seguridad. Te tienes que meter en la cabeza que eres el chico más interesante y simpático del mundo, aunque, tú y yo lo sabemos, ni te acerques a ese perfil de chico ideal. Repite conmigo: "Soy el mejor y lo voy a conseguir". Quizás así logres engañarla.

3.- Vestuario. Ojo con lo que te pones, que te estoy viendo. No, esa camiseta a rayas naranjas ni es bonita ni está de moda, a no ser que los años 80 vuelvan sin pudor a las pasarelas de España, cosa que dudo. Lo mejor es buscar algo que te haga parecer elegante, pero informal.

4.- Sensibilidad. Como en la limpieza, tampoco te pases en esto. Las poesías de Bécquer o de Juan Ramón Jiménez son el perfecto ejemplo de cómo buscar el fracaso: lo decimonónico en cuanto al estilo no mola en los tiempos que corren. Aun así, disimula un poco de sensibilidad y dulzura en todo lo que haces. Sí, lo importante, como puedes ver, es dejar de lado la testosterona y hacerse con algún kilito de estrógenos.

5.- Dialéctica. Desarrolla tu discurso de tal modo que encandiles con las palabras y escondas el fondo detrás de la forma. Así, tus maquiavélicos planes se verán eclipsados por una maravillosa apariencia de enamorado, que es lo que han practicado a lo largo de los siglos todos los galanes de la historia, como Don Juan, Casanova o Arturo Fernández.

6.- Saber escuchar. O aparentarlo. Lo mejor es poner cara de interesante mientras la chica te cuenta sus batallitas. Es lo que más aprecian las mujeres: un hombre que sepa escuchar y sea buen conversador, porque dos no hablan si uno no quiere.

7.- Detalles. Hay unanimidad en el sector femenino del Rincón del Vago en que lo que más seduce es un hombre detallista, que se fije en ellas, que se acuerde de las fechas señaladas, que las sorprenda con flores... Tampoco te pases y atosigues a piropos a la chica en cuestión. Como en todo, hay que encontrar un término medio.

8.- Educación. Relacionándolo con la sensibilidad, hay ciertos detalles que no se te deben pasar, como tener cuidado con el lenguaje (a no ser que sea ella la que hable como un camionero), con los mecanismos fisiológicos del ser humano, etc.: conviene que olvides cualquier demostración pública de expulsión de gases corporales, por ejemplo.

9.- Originalidad. No seas un seta e innova en tus costumbres. No hagas que la relación se convierta en un monótono suplicio o una aburrida rutina y sorpréndela haciendo algo nuevo. Asimismo, cuando asaltes al ser amado, no se te ocurra decir "¿Estudias o trabajas? En la sección de piropos tienes multitud de ejemplos con los que puedes ser original.

10.- Sinceridad. A pesar de todo lo dicho, olvida las apariencias. Como he señalado al inicio del reportaje, lo principal es que seas tú mismo y que seas sincero; difícil empresa, la verdad. Aun así, inténtalo. Si no le gusta cómo eres en realidad, la frivolidad y los consejos anteriores pueden servir de bien poco. De todas formas, ya sabes que el mar está lleno de peces. Sólo me queda desearte mucha suerte, que es lo que un hombre siempre necesita cuando se adentra en el universo misterioso de la feminidad.

 


facebook  tnrelaciones siguenos y descubre todas las ofertas y recetas siguenos en el twitter de tnrelaciones

El contenido de esta WEB está bajo Creative Commons License licencia de Creative Commons