Aviso Legal y denegación de responsabilidad

Mi bebé no gatea

A pesar de que hay cosas que se pueden esperar a ciertas edades del niño y clasificarlo con base en las mismas en precoz, normal o lento, la gateada es una excepción y algo muy especial en los niños.

No podemos asociar gatear temprano con precocidad. Antes del gateo veras como se mueve sobre su barriga, muy graciosos por cierto, como si estuviera nadando torpemente.

Definamos gatear para todos hablar el mismo idioma: gatear es el acto de andar con cuatro extremidades, en el caso de los bebes es la utilización de las palmas de las manos, las rodillas y los empeines de los pies.

Si hay bebes que empiezan a andar a los 6 meses pero lo normal es entre los 71/2 y 9.
No te vayas a asustar si tu bebé pasa súbitamente de la "nadada" con la barriga al caminar, saltándose la fase de gateo. Es gracioso porque toman la posición de a gatas pero despegan las rodillas del suelo para pegar las plantas de los pies en el mismo y formar un "puente" con su cuerpo. Después, con un empujón de sus manos se paran tambaleantes y se sostienen de donde pueden para comenzar a dar sus primeros pasitos.

Debido a que el gatear no es previsible, no entra en la escala de evaluación de desarrollo del niño como podría ser el sentado o sostenimiento de la cabeza.

Tampoco esperes, si es que gatea, el gateo que todos concebimos en nuestra imaginación, viendo hacia el frente y avanzando hacia delante. Posiblemente empiece gateando hacia un lado o hacia atrás, tardando unas semanas para comenzar a hacerlo hacia delante; estimúlalo a caminar hacia delante poniéndole un juguete justo enfrente de el a medio metro para que lo intente alcanzar.

Tampoco esperes tracción en las cuatro extremidades, quizá use su trasero para arrastrarse o se arrastre un poco sobre las rodillas. Hablando de rodillas, busca superficies suaves, no directamente en el suelo para evitar el frío, lo rasposo y demás detalles que lo desanimen para gatear.

Nos enfocaremos en el segundo. Simplemente ponlo en posición de gatear sujetándolo de su tripa y su pechito y dejando que cargue su peso. Es importante que estos ejercicios no lo practiques antes de tiempo; vas a sentir como sus extremidades son o no lo suficientemente fuertes para soportar su peso, si sientes debilidad en sus extremidades no lo fuerces.

Es muy importante que tú lo estimules, primero a sentarse, después a gatear y finalmente a caminar.

Es bueno que lo dejes en superficies amplias, siempre y cuando haya alguien para cuidarlo, preferentemente escoge pisos alfombrados o acolchonados.

Un buen consejo: Los buenos gateadores tardan más tiempo para caminar, mientras que los que se tardan en gatear por lo general comienzan a caminar más rápido. No comas ansias por el gateo, ya que después te arrepentirás....


facebook  tnrelaciones siguenos y descubre todas las ofertas y recetas siguenos en el twitter de tnrelaciones