Aviso Legal y denegación de responsabilidad

Bebés, primeros dientes

Mi hijo va a cumplir un año y todavía no le ha salido ningún diente, ¿es normal?. ¿Qué madre no se ha hecho esta pregunta si a su hijo no le ha asomado ningún diente con esta edad?.

Si tú estás en esta situación, no te preocupes porque el proceso de la dentición es diferente en cada niño. El orden habitual de aparición de los veinte dientes de leche, se produce generalmente entre los 6 y 30 meses. La aparición del primer diente es alrededor del sexto o séptimo mes, aunque no debe generalizarse, hay casos de niños que nacen ya con algún diente y sin embargo hay niños a los que no les aparece hasta el primer año de vida. No debes preocuparte, el ritmo de la dentición varía de unos niños a otros y en la mayoría de casos se debe más a factores hereditarios que no a una falta de calcio o vitamina D. Ahora bien, si sobre los 14 meses no le ha aparecido ninguno, consulta con tu pediatra porque en este caso puede existir una falta de calcio o una alteración bucal.

A continuación paso a explicar a qué piezas corresponden y a qué edades deben salir:

6 a 12 meses (incisivos centrales inferiores)
8 a 12 meses (incisivos centrales superiores)
8 a 12 meses (incisivos superiores laterales)
8 a 12 meses (incisivos inferiores laterales)
12 a 18 meses (premolares inferiores y superiores)
18 a 24 meses (colmillos inferiores y superiores)
24 a 30 meses (molares inferiores y superiores)

La aparición de los primeros dientes suele ir acompañada de ciertas molestias: babeo frecuente, encías hinchadas y enrojecidas, irritabilidad, inapetencia, le cuesta conciliar el sueño, y en algunos casos hasta puede producir diarrea, vómitos e irritación de los genitales, (en este caso, es necesaria una mayor higiene y cambios más frecuentes de pañal). Una solución para calmar las molestias son los mordedores, objetos (preferentemente de goma) que le aliviarán el dolor y le calmarán los nervios. Se pueden poner un rato en la nevera para que se enfríen, pues los niños suelen encontrar agradable el frescor en las encías, porque produce una ligera anestesia de la zona.

Las comidas son importantes

Para que el proceso de dentición siga el curso correcto, la dieta infantil ha de ser equilibrada. La bollería industrial y las golosinas quedan excluidas porque fomentan el desarrollo de caries. Los dientes definitivos (32 piezas en total) suelen aparecer entre los siete y los trece años, sustituyendo a los de leche. No te preocupes si los dientes de leche no ocupan el lugar que les corresponde o se sobreponen unos a otros porque esto se soluciona cuando aparecen los definitivos.

El cepillo de dientes

Durante los primeros meses los dientes de leche pueden limpiarse simplemente con agua y una gasa humedecida o un bastoncillo de algodón, para eliminar los posibles restos de alimento.
El uso del cepillo dental no se recomienda hasta los 22-24 meses aproximadamente, porque los dientes de leche son muy delicados y podría dañarse el esmalte. El primer cepillo debe tener las cerdas finas y las puntas redondeadas para no herir la encía. Has de dar ejemplo a tu hijo para que la limpieza de los dientes se convierta en un hábito. A partir de los tres años las visitas periódicas al odontólogo deben formar parte de su calendario.


facebook  tnrelaciones siguenos y descubre todas las ofertas y recetas siguenos en el twitter de tnrelaciones