Aviso Legal y denegación de responsabilidad

Cólico en bebés

La información aquí contenida no intenta ser un substituto del CONSEJO MÉDICO PROFESIONAL, por lo que se recomienda al Usuario buscar siempre el consejo de su médico particular u otro profesional de la salud cualificado antes de comenzar cualquier nuevo tratamiento o ante cualquier inquietud relacionada a su salud o condición médica. Particularmente, el Usuario no debe descartar nunca el consejo médico profesional así obtenido por alguna información que hubiera podido hallar en este Sitio.

Muchos bebés sufren dolores de barriga en los tres primeros meses. Nuestra calma y algunos remedios los ayudarán a sentirse mejor.

A en la gran mayoría de los bebés estos síntomas comienzan después de haber ingerido algún alimento ya sea leche etc., comienzan a inquietarse, encoje y estira las piernas sin parar y finalmente se ponen a llorar, su barriguita está dura y se queja aún más cuando su mamá la toca.
Suelen producirse, sobre todo, entre la semana 2 y 14 de vida, en especial por la tarde. A veces duran sólo 20 minutos, pero pueden prolongarse hasta dos horas y más. Afectan a uno de cada cuatro bebés y, por regla general, más a varones que a niñas que, por lo demás están perfectamente sanos y se desarrollan normalmente.  Los padecen tanto los amamantados como los que se crían con biberón.

Sobre las causas no se sabe nada a ciencia cierta, pero se cree que pueden deberse al hecho de que el sistema digestivo no está completamente maduro. También se piensa que es posible que algunos bebés reaccionen con cólicos a los estímulos (estresantes para ellos que reciben del exterior).

En ocasiones las causas son tan simples como que el orificio del chupete sea demasiado grande(el bebé traga mucho aire con el biberón)o que no expulse los gases tras la toma puede ser que necesite eructar más de una vez.

Entre los remedios más eficaces para combatirlos, están los que pueden ver al final de esta página. Pero no todos surten el mismo efecto en todos, por lo tanto conviene probar cual es el más rápido en cada caso.

También es muy eficaz acostarse junto al bebé, acariciarlo y hablarle suavemente. Acostarlo boca arriba, doblar una pierna y el brazo opuesto intentando juntarlos sobre su barriga y ejercer presión sobre el abdomen, todo muy suavemente(repetir varias veces con ambas piernas). Luego levantarle las piernas  e intentar tocar con los dedos la barbilla. Si los cólicos son muy fuertes conviene consultar al pediatra, quién puede prescribir algún medicamento para prevenirlos.  También hay que respetar una cierta pausa entre toma y toma, y no alimentarlo antes de tiempo pensando que llora por hambre.

Cómo calmarlo

1-.Después de las tomas hay que incorporarlo para que pueda expulsar los gases y dejarlo descansar un momento sobre el hombro.

2-.Echar unas gotas de aceite para niños sobre su barriga y masajear en el sentido de las agujas del reloj, insistiendo alrededor del ombligo. Nuestras manos deben estar calientes.

3-.Acostarlo boca abajo sobre una bolsa de agua caliente envuelta en una toalla (comprobar que no queme). El remedio será más eficaz si uno de los padres se sienta a su lado y le habla.

4-.Los brazos de papá o de mamá son una excelente cuna para el bebé. Sostenerlo boca abajo sobre ellos y mecerlo suavemente. También será agradable poner una música relajante.

facebook  tnrelaciones siguenos y descubre todas las ofertas y recetas siguenos en el twitter de tnrelaciones