Aviso Legal y denegación de responsabilidad

Salud: El Asma

El asma es una enfermedad inflamatoria crónica de las vías aéreas (los bronquios), que causa episodios recurrentes de sensación de falta de aire, pitos en el pecho con la respiración, tos y sensación de opresión en el pecho.

Los bronquios son las tuberías que conectan la traquea con las zonas del pulmón donde se realiza el intercambio de los gases necesarios para el organismo. Ante determinados estímulos, unas veces conocidos y otras no, se produce una respuesta bronquial exagerada y las tuberías se estrechan por inflamación y se producen grandes cantidades de mucosidad muy densa por lo que el aire entra con dificultad, siendo más difícil aún su salida. Las personas asmáticas son más sensibles o hiperreactivas a ciertas cosas como, el ejercicio físico, el polvo o el humo de los cigarros. Esta excesiva reacción hace que los músculos lisos que recubren las vías respiratorias se tensen y se contraigan, lo que junto con la inflamación de los bronquios, difunta el paso del aire.

No se conocen exactamente las causas del asma, se cree que es una combinación de factores ambientales y hereditarios. Estudios en la Universidad de Glasgow han demostrado que existe una relación entre el desarrollo del asma infantil y los bajos niveles de actividad física, ya que el comportamiento sedentario podría dar lugar.

Aunque no existe una curación para el asma, es una enfermedad que puede tratarse y controlarse si se realiza el tratamiento adecuado para cada caso.

FAQS. Asma, preguntas y respuestas >>> CLICK AQUÍ

Los síntomas del asma pueden desencadenarse por muchos motivos diferentes, y lo que provoca la crisis asmática en una persona puede no tener ningún efecto sobre otra persona que también sea asmática. A las causas que desencadenan las crisis se les denomina desencadenantes. A continuación se mencionan algunos de los desencadenantes más comunes:

  1. Alérgenos: Se trata de sustancias que producen reacciones alérgicas en algunas personas, como polen, moho, ácaros del polvo, caspa de los animales…
  2. Irritantes y contaminantes transportados por el aire: Algunas sustancias que se encuentran en el aire como el polvo de tiza, el humo de lo s cigarros, productos perfumados, vapores de gasolina o pintura húmeda.
  3. Ejercicio: Algunas personas padecen lo que se conoce como asma inducido por el ejercicio, que se caracteriza por que los síntomas se desencadenan después de realizar ejercicio físico.
  4. Tiempo: El aire seco o el fío en ocasiones puede desencadenar crisis asmáticas, lo que también ocurre con el calor o la humedad extrema.
  5. Infecciones de las vías respiratorias: Los catarros, la gripo y otros trastornos que afectan a las vías respiratorias pueden desencadenar síntomas de asma en algunas personas.

facebook  tnrelaciones siguenos y descubre todas las ofertas y recetas siguenos en el twitter de tnrelaciones