Navegacion

Aviso Legal y denegación de responsabilidad

Nutrición: Dieta del aceite de oliva

Promete reducir de una a una libra y media semanalmente

El aceite milagroso

El aceite de oliva es la grasa que mejor digiere el organismo, su riqueza en calcio, hierro y vitaminas y su contenido en ácidos grasos (Omega-3), le convierten en un producto de notables propiedades terapéuticas. Ayuda a eliminar los problemas en la vesícula biliar, reduce la acidez gástrica, regula la actividad intestinal (lo que resulta muy recomendable en caso de estreñimiento), además ayuda a adelgazar. Este efecto se produce porque facilita el proceso de transformación de los alimentos, impidiendo la absorción de grasas y azúcares nocivas. Pero para que el aceite actúe eficazmente, hay que ingerirlo crudo y fuera de las comidas, cuando el estómago está totalmente vacío. Es decir, en ayuno.

El aceite además de ser saludable, ayuda a eliminar libras de grasa. A pesar de su elevado nivel calórico, el aceite de oliva puede ayudarnos a adelgazar. Pero no utilizándolo como base de fritos o cómo aderezo para las ensaladas, si no tomándolo como una verdadera medicina.

Una libra y media menos por semana

Y por la noche carne, huevos...

Un médico privado de numerosas estrellas de Hollywood, Gaylord-Hauser, publicó en los años cincuenta un programa dietético llamado "Manténte joven y vive más", que se convirtió en un auténtico "besteller" en los Estados Unidos. Muchos médicos se enfadaron ante el éxito del libro, pues lo único que aconsejaba Hauser para adelgazar era un régimen de dos semanas sin apenas consumir carbohidratos (pan, cereales, arroz, pastas, legumbres...) y, por el contrario, mucha proteína (carne, pescado, huevos...), algo que ya llevaban recetando ellos desde tiempos pasados.

La única novedad que aportaba el famoso médico es que había que empezar el día tomando una cucharada de aceite vegetal o de hígado de bacalao. A pelo, como si se tratara de una especie de medicina. Algo que puede resultar desagradable, pero cuya costumbre se extendió rápidamente por todo el planeta.

Del aceite vegetal, al aceite de oliva

Hoy en día, el régimen continúa teniendo seguidores. De hecho, son muchas las clínicas que basan su funcionamiento en él. Sin embargo, la cura inicial ha sufrido algunas variaciones, no tanto en su esencia, como en su forma de realizarla.

Para comenzar, se continúa tomando en ayuno la cucharada de aceite. Pero ya no de vegetal, ni de hígado de bacalao, sino de aceite de oliva. Esta obligación mañanera ejerce un efecto psicológico de "enganche" a la hora de efectuar la dieta, porque nos ayuda a ser disciplinados y a no caer en tentaciones que nos hagan echar a perder el régimen.

Al mediodía, verdura

Al mediodía nos alimentaremos prácticamente de frutas, verduras y vegetales, lo que garantiza el aporte de vitaminas y minerales al organismo. Sólo por la noche podremos disfrutar de un espléndido filete o un riquísimo pescado al horno.

Esto reduce el aporte calórico a unas 900 y 1,000 calorías diarias, lo que se traduce en una reducción de peso sumamente rápida (entre 1 a 1.5 libras menos por semana).

MENU

Lunes

En ayuno: una cucharada de aceite de oliva.
Desayuno: jugo de naranja recién exprimido, café o té con leche sin grasa y sacarina y una tostada de pan integral con margarina 100 por ciento

vegetal.
Merienda: dos kiwis.
Almuerzo: ensalada verde (lechuga, hortaliza, vegetales), un cuarto de pollo asado sin piel y un yogur natural sin grasa.
Merienda: un jugo de tomate (natural) polvoreado con menta.
Cena: setas crudas o a la plancha, una rueda grande de merluza a la plancha o al horno y un pedazo de fruta.

Martes

En ayuno: una cucharada de aceite de oliva.
Desayuno: jugo de manzana, café o té con leche sin grasa y sacarina y una rebanada de pan de centeno.
Merienda: una manzana o dos peras.
Almuerzo: una ensalada grande con lechuga, tomate, pepino, zanahoria rallada, pimiento, maíz y 3.5 onzas de queso fresco, de postre un pedazo de fruta.
Merienda: yogur natural sin grasa.
Cena: habichuelas verdes (tiernas) con papas cocidas, un filete (de 7 onzas) de ternera a la plancha acompañado de garbanzos, zanahoria y una naranja.

Miércoles

En ayuno: una cucharada de aceite de oliva.
Desayuno: jugo de naranja, café o té con leche sin grasa y sacarina y una o dos rebanadas de pan integral.
Merienda: una manzana o dos peras o un plátano pequeño.
Almuerzo: ensalada mixta, tomates rellenos de setas y espinacas (con salsa ligera de queso) y una ensalada de frutas.
Merienda: un yogur natural sin grasa.
Cena: espárragos blancos, una ración de verduras o de ensalada verde y un aderezo endulzado con sacarina o miel.

Jueves

En ayuno: una cucharada de aceite de oliva.
Desayuno: jugo de manzana, café o té con leche sin grasa y sacarina y una tostada de pan integral con margarina y/o mermelada de dieta.
Merienda: una naranja o un jugo de naranjas.
Almuerzo: un caldo de verduras, ensalada de pollo (con lechuga, tomate, zanahoria rallada y 3.5 onzas de pechuga de pollo cocida y cortada en trozos) y un pedazo de fruta.
Merienda: un yogur natural sin grasa.
Cena: crema de espinacas, relleno de trigueros (con un huevo y siete onzas de trigueros) y una natilla baja en calorías.

Viernes

En ayuno: una cucharada de aceite de oliva.
Desayuno: jugo de naranja recién exprimido, café o té con leche sin grasa y sacarina y una onza de cereales ("All Bran" o "Special K").
Merienda: una manzana o dos peras.
Almuerzo: ensalada mixta, calabaza horneada (se coce, durante cuatro o cinco minutos. Luego se abre por la mitad, se esparce un poco de queso rayado y se dora en el horno), de postre un pedazo de fruta.
Merienda: un yogur sin grasa.
Cena: sopa de tomate, cinco onzas de cordero asado acompañado de zanahorias y queso fresco bajo en calorías.

Sábado

En ayuno: una cucharada de aceite de oliva.
Desayuno: jugo de manzana, café o té con leche sin grasa y sacarina y una o dos rebanadas de pan de centeno con 1.5 onzas de queso fresco.
Merienda: una naranja o dos kiwis.
Almuerzo: crema de espárragos, ensalada César (con lechuga y, por encima, una rebanada de pan tostado picado en trocitos, cincos anchoas y salsa de yogur ligera), de postre un pedazo de fruta.
Cena: ración de verdura, una de ración de pescado al horno y una ensalada de frutas.

Domingo

En ayuno: una cucharada de aceite de oliva.
Desayuno: un jugo de naranja, café o té con leche sin grasa y sacarina y una o dos tostadas de pan integral con margarina vegetal y/o dos cucharaditas de mermelada de dieta.
Merienda: una manzana o dos peras.
Almuerzo: una sopa de tomate o bien un plato de cinco onzas de ternera asada en su propio jugo acompañado de verduras y de postre un flan bajo en calorías.
Merienda: café o té con leche sin grasa y sacarina.
Cena: coliflor con siete onzas de atún fresco encebollado acompañado de una papa asada pequeña, de postre una ensalada de frutas.


facebook  tnrelaciones siguenos y descubre todas las ofertas y recetas siguenos en el twitter de tnrelaciones

El contenido de esta WEB está bajo Creative Commons License licencia de Creative Commons